In Wedding Planner

¿Cómo organizar mi boda?

Seguro que más de una vez te has preguntado como es el proceso de organización de una boda, habrás pensado… ¿Por dónde empiezo?

Una de las fechas más importantes en la vida de una pareja, es el día de su boda, es el momento de darle alas a sus sueños, pero ¿cuál es el problema?, ¿Cuáles son los errores que se comete en la gestión? ¿Por qué organizar una boda se convierte en algo estresante?, ¿os habéis hecho algunas de estas preguntas? Seguro que sí y estaréis pensando por dónde empezar y que es lo más importante.

Hay decisiones que no son fáciles de tomar y no siempre los dos estaréis de acuerdo, esta situación provoca mucho estrés y nerviosismo, incluso en ocasiones hay momentos en los que podéis llegar a discutir. Por eso, una de las primeras preguntas que deberéis haceros antes de empezar es ¿quiero un profesional, que me guíe durante todo el proceso de mi boda? La figura de Wedding Planner, es algo que deberíais tener en cuenta, porque se trata de un experto en la organización, que hará que vuestro camino sea mucho más llevadero.

“Planifica con tiempo”

wedding planner viviana tuesta

Aquí os dejo una guía sencilla con algunos de los pasos fundamentales a seguir a la hora de organizar vuestra boda.

Es crucial, tener en cuenta dos aspectos antes de empezar a organizar vuestra boda; uno de ellos es el presupuesto y otro es la lista de invitados, estos dos van de la mano.

El presupuesto: a la hora de organizar vuestra boda, lo primordial es definir primero vuestro presupuesto, este marcará las decisiones que toméis a lo largo de la organización. Es una de las cosas que debéis tener muy en cuenta y que no podéis pasar por alto. No empecéis a comprar nada, ni a reservar proveedores, sin tener idea del presupuesto que tenéis pensado gastar. El hecho de gestionar mal vuestro presupuesto solo os puede causar sentimiento de frustración y, al ver que habéis gastado más de la cuenta, buscarás proveedores que ofrezcan sus servicios más baratos y el resultado de ello tal vez se convierta en algo que no esperabais.

La lista de invitados: deberéis saber cuántos invitados queréis que vayan a vuestra boda para poder haceros una idea de vuestro presupuesto. El coste medio del cubierto está entre 80 y 150 euros de media por invitado, en función de esto podéis calcular el precio medio por persona. Puede que no os importe tener una boda de muchos invitados porque vuestro presupuesto os lo permite; por el contrario, es posible que optéis por una boda más pequeña e íntima. En cualquiera de los dos casos tenéis que hablar y establecer unas directrices que tenéis que cumplir ambos, a la hora de elaborar vuestra lista de invitados.

Una vez estos puntos estén aclarados, lo ideal será empezar a establecer las prioridades desde lo primordial hasta lo complementario. Esto os ayudará relajar los nervios.

Recordad que el fin, es disfrutar de todo el proceso de organización y los preparativos de vuestra boda.

Define el estilo de tu boda: lo ideal es que el estilo que elijáis refleje vuestra personalidad. Para empezar, visualizar e imaginad cómo queréis que sea vuestra boda. Hay muchos factores que os ayudarán a definir vuestro estilo, la época del año, si la boda es en interior o al aire libre, el lugar donde lo celebráis, la decoración, el ramo, el peinado de la novia, la vestimenta, vuestra personalidad, el estilo de vida, si sois deportista, aventureros, todos estos conceptos tendréis que ir trasladándose al concepto de boda que queréis.  

Encuentra el lugar adecuado: elegir el lugar ideal para celebrar vuestra boda, es sin duda uno de los puntos más importantes y una prioridad a la hora de planificar. Es indispensable, que tengáis en cuenta la situación geográfica del lugar y su accesibilidad, la distancia que hay desde la ceremonia y, muy importante tener en cuenta los hoteles cercanos, en caso de que vuestros invitados vengan de fuera.

El banquete: es otra de las cosas que tenéis que decidir desde el principio, recordad que sobre el 45-50% de vuestro presupuesto total, está destinado al banquete. Es importante que vayáis eligiendo si queréis tipo coctel, tipo buffet o por el contrario un banquete tradicional.

La elección del vestido/ traje: la elección del vestido de novia es quizás uno de los momentos más emocionantes de los que te tocará vivir. Guarda un margen de entre once y siete meses para encontrar tu diseño. Para el look del novio, existen infinidad de estilos y opciones, ya no se limita a elegir trajes clásicos y de colores aburridos. Puede reservarse con una antelación de seis meses. A la hora de elegir, recordad tener en cuenta la estación del año en la que os vais a casar, donde se realizará vuestra boda, si va a ser al aire libre o en un espacio cerrado, si es boda de noche o de día y, el estilo de boda habéis elegido.

 El fotógrafo: es uno de los proveedores clave que tendréis que contratar con una antelación de un año o al menos nueve meses, debido a que se trata de un profesional con gran demanda. Lo primero que debéis tener en cuenta, es el estilo de foto que queréis. ¿Qué es lo que estáis buscando?, ¿algo tradicional con fotos tipo posado?, ¿tal vez preferís unas imágenes mucho más naturales? Hoy en día existen muchos profesionales que hacen trabajos maravillosos, esto os dará la opción de elegir.

La decoración: una vez sepáis el estilo de boda que queréis, podréis integrar la temática como un hilo conductor y de esta manera podréis definir la estética, los colores, las flores, los rincones, todo acorde con el estilo de boda que os habéis imaginado.  

La papelería: elegir invitaciones puede ser una difícil tarea para los novios, existen infinidad de formatos, tanto como opciones y profesionales a los que recurrir, por ese motivo se convierte en una de las primeras cosas que mirar. Una vez que elijáis las vuestras, lo ideal es que las entreguéis con tres meses de antelación.

Maquillaje y peluquería: el maquillaje y la peluquería son dos aspectos que hacen que el día de tu boda estés radiante. Recurre a un profesional con antelación porque tendrás que hacerte varias pruebas hasta dar con tu look ideal. Nueve o seis meses es lo aconsejable.

Luna de miel: pensad en planear vuestro viaje de novios con antelación, entre nueve y seis meses sería el tiempo ideal y, si se trata de temporada alta incluso podríais reservar unos meses con más antelación para evitar incrementos de precios.

Con este POST, quiero daros unas pequeñas directrices para que el proceso de organización de vuestra boda sea mucho más llevadero.   Si os ha gustado este post podéis dejarnos vuestros comentarios …

4.9/5 - (16 votos)
Comments
  • Sara
    Responder

    Siempre he tenido super claro que me encantaría poder contar con esta figura el día de mi boda, esa seguridad de que no falte ningún detalle para el día más importante de mi vida.
    Transmites esa serenidad y confianza que toda novia necesita en este tiempo previo a la ceremonia y por lo que veo todo muy novedoso con una estética sin duda maravillosa.

Dejar un comentario

dieciocho + 10 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Feliz Año 2022
¿Necesitas ayuda?